Cómo coleccionar los sellos

El coleccionismo de sellos requiere el co¬nocimiento de las técnicas necesarias para la buena conservación y manejo de los ejemplares.


Los sellos usados
Los sellos usados pueden estar sobre un fragmento de papel o desprendidos de éste. Para recuperarlos de la correspondencia se cortan de los sobres con suficiente margen para no dañar los dientes. Todos los sellos sobre papel han de lavarse con agua limpia y tibia, en la que se habr disuelto un poco de sal para que los colores no se alteren. Al poco tiempo se despegarán por s solos, y en cualquier caso nunca se intentar acelerar esta operación, ya que podrían descarnarse e inutilizarse. Una vez despegados los sellos, se dejan secar sobre papel de estraza o secante, a poder ser blanco, con el anverso hacia abajo y nunca al sol o junto a un foco de calor intenso, porque se abarquillan y decoloran. Ya secos, se colocan bajo un objeto plano y pesado para plancharlos. Logrado esto, ya se puede proceder a su clasificación.

Clasificación de sellos usados
/*/*Normalmente los sellos se coleccionan por series. Para poder formarlas hay que atenerse al proceso siguiente. Una vez se ha obtenido el lote de sellos (lavados o adquiridos en tiendas especializadas), se clasifican por países al mismo tiempo que se eliminan los defectuosos. Después se subdividen por tamaños y luego por temas (deportes, flora, etc.). Algunos países consignan el año de emisión, lo cual facilita considerablemente la clasificación. Llegados a este punto se necesita el catálogo del país, a fin de cotejar los sellos y saber cuáles faltan para formar las series. Como en un principio el número de sellos ser limitado, los conservaremos en un clasificador, más barato que un álbum, ordenados por temas. Cuando la cantidad de sellos sea Importante, se adquirir el álbum correspondiente a la temática o país elegido. La colocación de los ejemplares ser fácil, ya que normalmente van impresos en las hojas. Casi siempre faltarán los finales de serie o los sellos clave de cada país, y deberán localizarse en los establecimientos especializados.
La fijación de los sellos usados a los álbumes se hace mediante los fljasellos o charnelas. Estas «bisagras permiten levantar el sello para comprobar los datos impresos en la hoja y observarlo por detrás. Nunca deben emplearse en sellos nuevos, pues los deprecian.

Colección de sellos nuevos
/*/*Existen dos formas habituales de adquirirlos: en las ventanillas de Correos o a través del servicio de abonos. Utilizando la primera sólo se pueden adquirir sellos del propio país. A la segunda se puede acceder en los estancos filatélicos y en las tiendas de filatelia. En los primeros sólo se pueden adquirir sellos del propio país y en las segundas, sellos de todo el mundo pagando una módica comisión.
Al iniciar la colección, se debe comprar el álbum del país o tema. Se ha de elegir de acuerdo con nuestras posibilidades, pues resulta lamentable ver un álbum enorme con muchas hojas vacías. Los álbumes se venden con fundas protectoras o sin ellas. En este último caso son más baratos, pero se han de adquirir los protectores por separado y colocarlos uno mismo. Son de un material plástico especial que no altera los colores ni la goma de los sellos. Tienen el fondo transparente o negro y están engomados por el reverso para poderlos pegar al álbum. Sus medidas se ajustan a las de los sellos.

Como normalmente los sellos van impresos en las hojas de los álbumes, su colocación resulta muy fácil. Ser útil disponer del catálogo para controlar la colección y conocer los precios del mercado. La manipulación del sello nuevo es más delicada que la del usado, y debe evitarse tocar con los dedos la goma. Para ello nos valdremos de unas pinzas adecuadas. Es conveniente guardar la colección apartada de focos de humedad.

 

Los Mejores Artículos

Conoce la Filatelía

Enlaces amigos