¿Qué sellos coleccionar?

Quien comienza una colección filatélica debe proponerse unas metas que no excedan sus posibilidades económicas y la cantidad de tiempo que le pueda dedicar.


Cuando se ha tomado la decisión de entrar en el mundo de la filatelia, surge una pregunta ante la gran cantidad de opciones que brinda: ¿qu sellos coleccionar? En primer lugar, hay que tener claro si la colección va a constar de sellos nuevos o usados y cuál va a ser su contenido. Aunque se forman colecciones mixtas de sellos usados y nuevos, se aconseja no mezclarlos, salvo en casos especiales.

Los ejemplares usados requieren casi siempre menos desembolso pero mayor tiempo para su seguimiento y localización, pues no se encuentran en todas las tiendas de filatelia. Si se trata de sellos nuevos, su adquisición es más simple: los servicios de Correos suelen tener organizado el abono a las novedades que van apareciendo, y los establecimientos especializados también ofrecen dicho abono. En la actualidad se coleccionan más los sellos nuevos, entre otros motivos porque alcanzan una mayor revalorización.

El contenido de una colección
El siguiente paso consiste en determinar el contenido de la colección, adaptándola a las posibilidades económicas y a la disponibilidad de tiempo, pues tan importante es saber cuánto dinero se va a gastar como la dedicación que se requiere para organizar y formar dicha colección.

Colección por países
/*/*La mayoría de los coleccionistas suele optar por los sellos de su país como colección inicial, extendiéndose a otros países una vez avanzada ésta. En los países cuyas emisiones filatélicas se remontan al siglo pasado, éstas se dividen en épocas históricas o períodos filatélicos, de forma que sea más fácil reunirías. Hacerse con una colección completa de Gran Bretaña, España, Francia, etc., sólo est al alcance de unos pocos debido a su alto costo, por lo que es frecuente limitarse a una determinada época: por ejemplo, de Gran Bretaña, el reinado de Isabel II; de Francia, la IV República, etc. Hay países de reciente independencia política o postal que son más fáciles de completar, y por ellos optan muchos coleccionistas: Lituania, Estonia, Croacia, etc.

Colecciones temáticas
/*/*Las colecciones temáticas son las que mayor incremento han experimentado últimamente, por dos razones fundamentales: en primer lugar porque permiten al coleccionista elegir el tema que más le gusta entre los miles de motivos que ¡lustran los sellos; y segundo porque as se reúnen sellos de todo el mundo pero sin pretender abarcar todos los de un país. Las colecciones temáticas iniciaron su auge alrededor de 1960, especialmente las de fauna, flora, deportes y pintura. En la actualidad alcanzan tal profusión, que resultaría sumamente prolijo enumerarlas. Los temas citados al comienzo son muy difíciles de seguir, debido a la gran cantidad de emisiones que se producen en todo el mundo, lo que supone además un elevado costo. De ah que se hayan concretado más las especlalizaciones, reduciéndolas a zonas geográficas, o eligiendo dentro del tema una rama determinada. Por ejemplo, en flora es posible centrarse en rosas, plantas medicinales, frutos, orquídeas, etc. Otras temáticas surgen con motivo de acontecimientos importantes: olimpíadas, campeonatos mundiales de determinados deportes, bodas reales, etc., a los que se dedican emisiones en uno o varios países. Entre los temas de periodicidad anual cabe citar el tema Europa, el Día del Sello, etc. La imaginación del coleccionista puede dar lugar a los temas más insospechados, como personajes con gafas, paraguas, molinos de viento, montañas, botellas de vino, batallas famosas, etc.

 

Los Mejores Artículos

Conoce la Filatelía

Enlaces amigos